LOGO-CELMACA vectorisé_#82412B.png
IMG_2988.JPG
  • Facebook
  • YouTube

Celmaca Duo

Celmaca es un nombre de origen nahuatl, una de las lenguas indigenas todavia hablada en Mexico y que significa divertir, entretener.

 

El proyecto musical "Cantando historias" está dedicado a diferentes personajes cuyas historias de alguna manera han servido de inspiración para las canciones y composiciones incluidas en el primer álbum de Celmaca Duo. Fragmentos de vida dispersos como "El tejedor de sueños", que cuenta la historia del pueblo tzotzil entretejiendo los hilos de colores del huipil; "Jacobo y María", que con sus tallas coloridas con motivos imaginarios devuelven a la vida los roncos de copal, o "El último hielero", que sube al glaciar del Chimborazo acompañado de sus fieles burros y regresa con bloques de hielo para venderlos en la aldea. En las increibles historias de estos personajes humildes a los que Celmaca quiere rendir tributo con sus composiciones pueden rastrearse las diferentes épocas que han influido en la cultura mexicana y de América Latina en general. Un viaje por sonidos y texturas, con dos voces acompañadas por percusiones, instrumentos de cuerda y otros instrumentos musicales latinoamericanos.

Celmaca Dúo nació de la pasión de Osvaldo Hernández Napoles y de Patricia Hernández Van
Cauwenberge por las músicas e instrumentos de América Latina y del encuentro con personajes
fascinantes, inspiradores de las canciones del álbum
"Cantando Historias". Un viaje entre sonidos y texturas, apoyado por dos voces, diversos instrumentos de cuerda de América Latina, percusión y otros.

Patricia Hernandez-Van Cauwenberge

Osvaldo Hernandez Nápoles

Durante muchos años, Patricia Hernandez-Van Cauwenberge, de origen belga, se ha dedicado a la danza clásica y contemporánea, estudiando en particular en la Escuela Mudra de Bruselas, donde descubrirá, entre otras cosas, la riqueza de los ritmos africanos.

Durante su trayectoria, Patricia conocerá al bailarín senegalés Ken N'Diaye con quien estudiará danzas de África occidental.

Insaciable, Patricia descubrirá nuevas culturas y viajará a Argentina y Canadá para estudiar el Malambo, la danza de los Gauchos que se realiza zapateando y manejando las boleadoras, el arma formidable de caza.

En paralelo, Patricia se dedicará a la investigación, el estudio y la práctica de múltiples instrumentos de percusión afrolatinoamericanos y canciones latinoamericanas.

Participará entre otros con; el Cirque du Trottoir (Cirque Flop), el Cirque du Soleil (Saltimbanco), el guitarrista Karim Baggili, la cantante Mélanie Gabriel y el proyecto Taïga Maya, el multiinstrumentista Osvaldo Hernandez para los diferentes discos; Tierra, Quilombo, TriOrganico y Celmaca Dúo.

Patricia a creado junto a  Osvaldo el proyecto Amalgama, haciendo diversas giras, entre otras con las Juventudes musicales (Fédération des Jeunesses musicales) de Bélgica y Francia.
El proyecto TriOrganico a hecho giras en Europa (Bélgica, Francia, Barcelona, Dinamarca) y en América Latina (Argentina y México), entre otras para el festival Sonamos Latinoamerica.


Patricia da cursos y talleres, de Bombo y boleadoras en Buselas, Lyon y en Muziekpublique Academy.

Osvaldo Hernández Nápoles nació en Ixmiquilpan en el estado de Hidalgo en México.

 

A la edad de 19 años, Osvaldo comenzó a viajar por América Latina, comenzando con su tierra natal, México, en busca de instrumentos tradicionales que pronto dominaría.

 

Su colección refleja la dramática historia del continente. Los instrumentos indígenas precolombinos se codean con los de africanos deportados y diferentes generaciones de colonos europeos.

Osvaldo a hecho giras con el trío Quetzalcoatl durante 3 años en México, donde tuvo encuentros excepcionales con músicos de diversas culturas tradicionales. De pueblo en pueblo, a aprendido a ejecutar algunos instrumentos, cantos y ritmos que siguen alimentándo su oficio hasta los ultimos dias.

 

Instalado desde hace más de veinte años en Bélgica, Osvaldo ha viajado por el mundo, poniendo toda su experiencia en innumerables proyectos musicales como; Deep Forest, Marlene Dorcena, Rosa Brandão, Aura Msimang, Abdelli, Sidiki Camara, Ialma, Vaya Con Dios, Karim Baggili, Taiga Maya, Sages comme des Sauvages, obras colectivas como Apikon-Dia y Blindnote y muchos más, además de proyectos personales: Tierra, Amalgama, Mambu, Nahui Ollin, Quilombo, así como proyectos teatrales como L'invisible de Philippe Blasband, Sonidos de Karl Valentin, el puente de piedra y las imágenes de la piel de Daniel Danis. 

Osvaldo comparte su pasión a través de sus cursos y talleres para principiantes y profesionales.

En particular, da clases en la Muziekpublique Academy, pandeiro y otras percusiones brasileñas y de cajón peruano.