Homenajes

A pesar de la modernización y rapidez de la vida actual, todavía existen lugares donde parece que el tiempo no 
ha pasado. El último hielero es un ejemplo de una tradición y una forma de vida que han perdurado más de 200
años. Un pequeño homenaje a Don Baltasar Ushca, probablemente el último hielero del Chimborazo.

El último hielero

La nobleza, el respeto y el trabajo de la tierra hacen posible el reparto de sus riquezas. Jacobo y María Ángeles, que saben cómo hacerlo, forman parte de una
cultura que fortalece y enriquece las tradiciones mexicanas, y nos recuerdan que un pueblo sin raíces es un pueblo sin identidad.

Jacobo y María

Existen diferentes formas de escribir la historia de un  pueblo. Para contar su historia, Alberto López Gómez eligió el oficio de tejedor de cintura, una tradición de más de 600 años de antiguedad, al que se dedican 
principalmente las mujeres. Intruso en un espacio  tradicionalmente reservado a las mujeres, Alberto ha tenido que enfrentar diferentes tabúes sociales que ha logrado vencer a fuerza de tenacidad.

El tejedor de sueños

La Tierra y sus elementos son anteriores al ser humano.
Nuestro encuentro con Hernán Vargas nos ha permitido conocer su pasión por la cerámica, en particular por los
objetos sonoros elaborados con barro de la madre tierra.
A través de sus viajes por diferentes partes del mundo, Hernán sigue aprendiendo y compartiendo con nobleza y humildad sus conocimientos y amor por el oficio.

El hombre de arcilla

El mundo de la fantasía se nutre principalmente de la imaginación. Hernán Lira utiliza la madera, un material noble, para fabricar unos juguetes que despiertan la curiosidad de los niños y recuerdan a los adultos el niño que vive en ellos.

El Juguetero

Semillas naturales, paja de bambú y trozos de calabazas secas se convierten en caxixis gracias a la maestría del luthier y músico Mico Louruz. Estos instrumentos  musicales son un reflejo de la personalidad de nuestro amigo Mico; según algunos pueblos antiguos, servían para alejar los malos espíritus y atraer los buenos.

Caxilimba pra Mico